FACTORES QUE AFECTAN A LAS

                       APLICACIONES AEREAS DE PRODUCTOS

 

 

 

 

El objetivo de todo tratamiento aéreo de productos, es lograr el máximo efecto biológico.

-         Con herbicidas contra las malas hierbas.

-         Con insecticidas contra insectos dañinos.

-         Con acaricidas contra ácaros.

-         Con fungicidas contra enfermedades fungosas.

Tres son los factores que deciden el éxito o fracaso de cada aplicación.

 

 

A continuación desarrollaremos el último factor.

 

 -LA CALIDAD DE LA APLICACION

Dependerá de cinco factores:

a)  Tamaño de las gotas.

b)  Localización y número de boquillas.

c) Altura de vuelo.

d) Anchura de pasada.

e) Condiciones meteorológicas.

 

a)    TAMAÑO DE GOTAS

 

El tamaño de gota se expresa como el diámetro de la gota media en micras.

Una micra es igual a    1/1000 m.m.

Un milímetro es igual a   1.000 micras

El tamaño de las gotas dependerá directamente del cultivo, de la plaga y del producto que se emplea. Recomendándose para cada tratamiento un tipo de gotas determinado.

Si se necesita buena cobertura a bajo volumen, hay que utilizar gotas pequeñas ( 20 a  60 micras) apareciendo problemas de deriva.

Cuando hay problemas de deriva se utilizaran gotas gruesas >300 micras en zonas ecológicas con herbicidas hormonales.

En la practica se suele utilizar de 30 a 100 L./ha. Con gotas de 150 micras (buena cobertura) para insecticidas, acaricidas y fungicidas, y gotas de 250 micras (cobertura media) para herbicidas y productos sistémicos.

El número de gotas por cm2 (cobertura) que llegan al cultivo o al suelo, así como el tamaño de las mismas condicionan la efectividad biológica del tratamiento.

Para obtener buenos resultados en la aplicación de herbicidas, la densidad de gotas deberá ser de por lo menos 20 gotas por cm2. El tamaño de las gotas correspondiente varía entre 200 y 1.000 micras de diámetro.

Para control de insecticida eficiente, la densidad mínima de gotas será de 50 gotas por cm2. El tamaño de las gotas es así mas pequeño que en el caso de herbicidas.

El espectro de gotas dependerá de la presión, de la velocidad del vuelo y del tipo de boquillas.

A menor tamaño de gotas, mayor superficie cubierta. El tamaño de las gotas dependerá de la deriva y la evaporación.

 

b)    LOCALIZACION Y Nº DE BOQUILLAS

Durante el tratamiento aéreo, se producen una serie de torbellinos, debidos a la hélice y al extremo de las alas.

El ancho de pasada es mayor que la envergadura de las alas del avión debido a los torbellinos de punta de ala.

Las gotas pequeñas se elevan y se pierden por efecto de la evaporación.


Estos problemas se corrigen colocando la pértigas mas cortas que el ala ( 1 metro menos) o ¾ partes de la envergadura de la misma.  

 


 

Con las pértigas en la posición masa baja se consigue sacar las boquillas de las turbulencias de aire producidas por la hélice, tren de aterrizaje u otros equipos que sobresalen del avión. Por tanto, con pértigas de ¾ de ancho con respecto a la envergadura y en una posición baja, se consigue la mejor y mas homogénea distribución de los líquidos en aplicación.

 

 

c)     ALTURA DE VUELO

Los factores que intervienen en la altura de vuelo son:

-         La velocidad de la componente lateral del viento con relación a la dirección del vuelo.

-         Las características de diseño de la aeronave.

-         Configuración del espectro de pulverización utilizado.

-         Peso específico del caldo.

-         Gradiente de evaporación de las gotas

La mejor distribución con barras y boquillas, se consigue a 3 metros de las ruedas sobre el cultivo. Para atomizadores, la mejor distribución se consigue a 10 metros. Los vuelos muy bajos afectan a la distribución produciendo el rallado en los cultivos. Los vuelos muy altos provocan mucha deriva y evaporación de las gotas.

 

 

d)    ANCHURA DE PASADA

Solo existe una anchura para cada avión que proporcione una distribución correcta.

Esta anchura se determina en el campo colocando una cinta y comprobando el nº de impactos en los extremos de la cinta (papel hidrosensible para líquidos y cajones o cubetas para sólidos).

La anchura de pasada, depende de la altura de vuelo y de la envergadura del avión.


 


 

La anchura de pasada viene determinada, teóricamente por la longitud de la cinta de papel comprendida entre los puntos en que el número de gotas por unidad de superficie es aproximadamente la mitad del obtenido en el interior de la pasada (Fig. 1)


Fig. 1

 

Hay distintas formas de realizar las pasadas.

Las pasadas siempre que sea posible se realizaran perpendicularmente a la dirección del viento y con el sol de costado. (Fig.2 dibujo 1)

 Cada señalero debe empezar a trasladarse cuando la aeronave esté a unos cientos de metros de él. En este caso se pueden colocar en el centro de la pasada.

Otro método es marcar o señalar el borde de la pasada en sus dos modalidades, bien marcando el borde de ataque de la pasada y así de esta forma el señalero se alejará de la aeronave y también de la deriva del producto, si el trabajo se realiza empezando a tratar por el lado del campo hacia el que sopla el viento (Fig. 2 dibujo 2), o bien marcando el borde de salida de la pasada si por consideraciones operacionales fuera preciso comenzar el trabajo por el lado de la parcela de donde viene el viento.

Si el señalero avanza en contra del viento, él y la aeronave quedarán libres de la estela del producto, en el segundo caso, solo el señalero se librará de la estela siendo el avión afectado por esta.

Si las pasadas se realizan con el viento de cara o de cola (paralelas al viento) el avión aplicará un 20% mas de producto cuando vaya con viento de cara (Fig. 2 dibujo 3). Si el número de pasadas en el vuelo son impares, el piloto tratará en el siguiente vuelo de comenzar la primera pasada en sentido contrario a la última del vuelo anterior.

También se puede dar el caso de que en una parcela irregular (forma de pico) si el viento sopla de costado los señaleros deberán de avanzar en su  contra y el señalero del lado mas corto de la parcela, deberá continuar avanzando al finalizar la parcela para cuadrarse con el otro señalero (Fig. 2 dibujo 4).

 

  Fig. 2

 


______________________________________________________

 

  CONDICIONES METEOROLOGICAS

 

Viento:

Solo se realizaran tratamientos con velocidades de viento inferior a 7 m/sg. (25 Km./h.)

Si el tamaño de gotas es pequeño, 60 micras, se suspenderá el tratamiento con velocidades superiores a 3 m/sg. Con tamaño de gotas grueso se puede tratar con velocidades de viento superiores (Fig. 3).

La dirección del viento es muy importante para la forma de hacer pasadas.

 

 Fig. 3

 

Lluvia:

La lluvia lava los productos por lo que nunca se aplicará.

Temperatura y humedad:

 Hay que consultar las indicaciones de los productos ya que tienen límites de aplicación según la temperatura y humedad.