PRESIÓN DE TRABAJO

 

El caudal de las boquillas varía según la presión de aplicación y es proporcional a la raíz cuadrada de la presión de trabajo, así pues, al doblar la presión, aumenta en un 40% el caudal.

Ejemplo:

Aplicamos a 50 litros por Hectárea y a una presión de 20 P.S.I. si doblamos la presión a 40 P.S.I. aplicaremos a 70 litros por Hectárea.

Esto es para un mismo ancho de pasada.

Al aumentar presión sin cambiar boquillas, aumentaremos caudal y disminuimos el tamaño de las gotas.

Hay que tener en cuenta que al usar las presiones mas altas en boquillas hidráulicas aumentamos el número de gotas pequeñas que son mas propensas a la deriva.

Para aplicaciones de herbicidas hay que usar boquillas que nos den el caudal adecuado para no tener que usar alta presión y conseguir la dosis adecuada.

-         Herbicidas: tratar a presiones bajas de 20 a 25 P.S.I. (Doble pasada)

-         Fungicidas, acaricidas, insecticidas tratar a presiones mayores de 30 P.S.I.

 

La presión de trabajo en los aviones va de 14 P.S.I. a 100 P.S.I., y es recomendable trabajar de 20 a 60 P.S.I. para no producir gotas muy finas y además no someter la instalación a presiones altas con el consiguiente riesgo de roturas y fugas.

Las gotas producidas se ven afectadas por la velocidad del vuelo.

A mayor velocidad menor tamaño de las gotas.

El ángulo de la boquilla con respecto al sentido del avance influye en el espectro de las gotas.